El jueves se reúnen Macri y Scioli por el tema de la basura

BUENOS AIRES- El gobierno bonaerense volvió a pedir un «esfuerzo» a la administración de Mauricio Macri para cumplir con la Ley de Basura Cero, a lo que el jefe comunal respondió con un pedido para «no kirchnerizar la política con agresiones» y un planteo al gobernador Daniel Scioli para que «se siente a trabajar» y encuentre «soluciones».
«Hace cinco años que estamos esperando la aprobación de algún predio al que él (por Scioli) se había comprometido en el convenio para que se construyesen plantas de transferencia y nuevos rellenos sanitarios y en cinco años no lo consiguió», fustigó Macri, en declaraciones a la prensa al inaugurar una sucursal del Banco Ciudad en el barrio Los Piletones.
Si bien reiteró su «disposición» para trabajar en el tema con Scioli y pidió «no kirchnerizar la política agrediendo, porque no sirve para nada», aconsejó al bonaerense: «Lo que tiene que hacer es sentarse a trabajar y tratar de buscar soluciones concretas».
A la mañana, el titular del Instituto Cultural bonaerense, Jorge Telerman, había dicho que «el gobierno de la Ciudad requiere de los esfuerzos que conjuntamente están haciendo el gobernador con los intendentes», en referencia a las gestiones que establece la norma para reducir los residuos domiciliarios que se envían a rellenos en la provincia.
Mientras que el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli, aseguró que «el jueves próximo» habrá un encuentro entre ambos gobiernos para avanzar en el tema.
El nuevo cruce se suma al del jueves, cuando Scioli envió una carta a Macri para reclamarle que cumpla con la Ley de Basura.
En tal sentido, Telerman lamentó que el gobierno porteño «no haya cumplido» con la norma y le reclamó un «esfuerzo» para bajar los residuos que entrega para su disposición final en el territorio bonaerense.
El funcionario sciolista insistió en señalar que la Ciudad debe «ponerse las pilas» para cumplir con lo establecido en la ley porque «le compete al Gobierno porteño» bajar la cantidad de basura que se envía a los rellenos sanitarios.
Al respecto, recordó que antes de establecerse la Ley de Basura Cero se enterraban en la provincia 1.600.000 toneladas por año y advirtió que con la implementación de la norma se tendría que haber bajado este año a 750.000 toneladas, pero por el contrario se aumentó a 2.700.000 toneladas.
En ese contexto, Macri lanzó su apelación para «trabajar juntos. Espero que nos reunamos y que no kirchnericemos la política agrediendo, porque eso no sirve para nada».
Sin embargo, planteó: «Creo que (Scioli) lo que tiene que hacer es sentarse a trabajar y tratar de buscar soluciones concretas. Hace cinco años que estamos esperando la aprobación de algún predio que él se había comprometido en el convenio para que se construyesen plantas de transferencia y nuevos rellenos sanitarios y en cinco años no consiguió ese predio».
«Nosotros nos ocupamos de darle salud a toda la gente de la provincia que se atiende en los hospitales de la Ciudad y de darle educación a los alumnos que no tienen cupos en las escuelas de la provincia. Más de tres millones y medio de personas ingresan todos los días a la Ciudad a trabajar, porque aquí tienen una posibilidad de empleo», argumentó.
Y señaló que «así como nos hacemos cargo de un montón de cosas que ellos no pueden hacer, en el caso de la basura tenemos que encontrar soluciones concretas».
El funcionario porteño reconoció que en el último tiempo se incrementó la cantidad de residuos que genera la Ciudad porque, explicó, «con un país en crecimiento la basura siempre crece».
Santilli señaló que «la Ciudad redujo este año 83.276 toneladas de envío a la Ceamse» y apuntó que «en el mismo período la provincia enterró en la Ceamse 112.164 toneladas más que el año anterior según los datos oficiales».
«Tenemos terminada la planta de MTB hace más de un mes donde podríamos estar ya tratando mil toneladas diarias y estamos esperando la habilitación del municipio de San Martín. Es decir, estamos trabados burocráticamente», admitió el ministro.
El funcionario remarcó además que para «diciembre de 2015» el objetivo del gobierno porteño es «tratar el 100 por ciento de los residuos» que genera la Ciudad.