La investigación de Ramos Padilla llegó a la conexión D´Alessio y Bullrich

 

La aparición de mensajes de whatsapp dirigidos al contacto «Patricia Bullrich S6», desató los «pedidos de prueba». El juez también requirió a Seguridad que informe sobre las posibles visitas de D’Alessio al Ministerio.

El juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, ordenó efectuar “un amplio análisis” a los equipos de teléfono de Marcelo D’Alessio para tratar de dilucidar “si existe algún registro de comunicación” entre el falso abogado y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. El magistrado se basa en el hecho de que se halló un contacto con el nombre de la ministra: “Patricia Bullrich S6”. Asimismo, se ordenó investigar el historial de conversaciones de WhatsApp. De esta manera, se intenta investigar la conexión de Bullrich con el entramado de espionaje que destapó la denuncia de Pedro Etchebest.

D’Alessio está detenido por orden de Ramos Padilla como presunto integrante de una red dedicada a espiar y extorsionar. Como parte de la investigación, el juez mandó pedir al Ministerio de Seguridad “un amplio informe sobre sus registros de ingresos y egresos”, y así determinar si D´Alessio estuvo en esas dependencias.

Además, se pidió que, en caso de haber ingreso de D’Alessio al ministerio, “se efectúe un procedimiento de acreditación de identidad y/o captura fotográfica y/o fílmica sobre el momento del acceso” del falso abogado y se “remita la totalidad de las constancias que obren en su poder (datos de la persona que ingresó, a quién visitaría o con quién se reuniría, fotografía de la persona, etcétera)”.

La causa se inició por la denuncia del empresario Pedro Etchebest, quien alegó haber sido extorsionado por D’Alessio en representación del fiscal Carlos Stornelli. Según el denunciante, D’Alessio le pidió 300 mil dólares para no ser llevado a la Justicia por la causa de las fotocopias de los cuadernos. Etchebest grabó a D’Alessio e hizo la denuncia: Stornelli ha tratado de evitar, de momento, declarar ante el juez de Dolores, que lo declaró “en rebeldía”.

Además, el juez estimó que “una de las operaciones que habría realizado la organización investigada”, tal como surge del documento digital secuestrado a D´Alessio y titulado “Síntesis de investigaciones actuales”, habría consistido en “direccionar el contenido de las declaraciones” de Leonardo Fariña. En ese sentido, mañana al mediodía deberá declarar como imputada la abogada Florencia Guijo.

De hecho, ya fue reconocido que en su declaración como “arrepentido” Fariña fue entrenado por esta abogada. Los datos aportados por Fariña a la Justicia en abril de 2016 le habrían sido enviados por mail y habría tenido contacto con agentes de la AFI a través de la abogada que lo entrenó. Ramos Padilla imputó a Guijo por “haber realizado un aporte necesario en la maniobra de espionaje político-judicial ilegal dirigido a orientar” las declaraciones de Fariña. Entre marzo y abril de 2016, Guijo actuó “presuntamente” a pedido de agentes de la AFI en el direccionamiento de las declaraciones de Fariña.

En otro orden, Ramos Padilla mandó agregar a la causa varias presentaciones, entre ellas la del ex juez Carlos Rozanski, a quien citó a declarar para el próximo 9 de mayo. Mientras tanto, los vínculos de Stornelli con la Casa Rosada dejan de ser una mera hipótesis luego que el ex marido de la esposa de Stornelli revelara que la mujer le reveló una promesa de Mauricio Macri al fiscal: desplazar de la causa a Ramos Padilla.

DEJA UNA RESPUESTA