“El Programa Orquesta Escuela es un proyecto revolucionario”

HURLINGHAM. Por Raúl Coria. Roberto Flores está al frente de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Municipalidad de Hurlingham, desde sus orígenes (cuando Juanjo Alvarez era el intendente), y es el responsable en el distrito del proyecto provincial Orquesta Escuela que se desarrolla desde hace tres años.
Además elciudadanogba.com lo consultó sobre la experiencia que vivió la Orquesta junto al multipremiado músico y productor Gustavo Santaolalla en el cierre del ciclo presentado por el Plan Nacional Igualdad Cultural impulsado por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios y la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación en Tecnópolis.

Encontramos a Roberto Flores ocupado en el programa Orquesta Escuela, que es auspiciado por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, y en el que chicos de escuelas primarias públicas, sin necesidad de tener conocimientos musicales, integran pequeñas orquestas sinfónicas en los diferentes municipios de la provincia.
En Hurlingham funciona desde hace tres años, y hasta el momento se encuentran participando unos 150 chicos. Los instrumentos (adquiridos por el Estado o con aportes privados) son entregados en calidad de préstamo a los alumnos y se lo llevan desde el primer día a sus casas, algo que para Flores es una excelente forma de igualarlos a todos. El músico asegura que este proyecto ha hecho “un aporte pedagógico fenomenal y es realmente revolucionario” y agrega que este tipo de emprendimientos “es un trabajo de la comunidad muy grande y con final feliz”.
Cuenta, por ejemplo, que tres madres de chicos que participan en este proyecto organizaron un kiosco que funciona dentro del ámbito del Centro Cultural trayendo tortas hechas por ellas y golosinas y lo que se recauda se usa para pagarle a un negocio de la zona que provee los diferentes artículos que necesitan para los instrumentos como cuerdas, etc.
Flores, además del programa provincial destaca también los proyectos que lleva adelante la Secretaría de Cultura de la Nación, como el caso del proyecto Igualdad Cultural, “que posibilita que los chicos participen en este tipo de actividades y sirve para recordar que no se puede hacer nada solo, mas que a tener, a veces, buenas ideas”. Luego abunda sobre el programa bonaerense, “nosotros acá tenemos un equipo de docentes que es muy bueno y que el 90 por ciento ha pasado por el programa de Orquesta Escuela, o sea, que pudieron concursar, han aprobado su curso de perfeccionamiento y la Provincia hace los aportes respectivos para que esto funcione”.
En Hurlingham hay 14 docentes en el programa Orquesta Escuela (dos de violín, uno de viola, dos de chelos, dos de contrabajo, dos de lenguaje musical, uno de practica orquestal y cuatro de vientos). A los que se le suman algunos alumnos que tienen beca municipal y colaboran como ayudantes. “Es trabajo de comunidad” insiste Flores.
El pasado 1 de setiembre fue una jornada inolvidable para la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Municipalidad de Hurlingham, que culminó su presentación en Tecnópolis junto al laureado Gustavo Santaolalla. La Municipal, se presentó en el galpón del Mundo Joven de Tecnópolis, en el marco del Plan Nacional Igualdad Cultural.
Antes, fue Gustavo Santaolalla, (ganador de 2 premios Oscar y 15 Grammys por sus composiciones), el que ocupó el escenario, del que también participó la solista de fagot y directora artística del Festival Iguazú en Concierto, Andrea Merenzón, con quien Santaolalla recorrió diferentes ciudades de nuestro país apoyando y promoviendo la actividad musical en las nuevas generaciones. Durante su recital, el músico de Ciudad Jardín de El Palomar, interpretó alguno de sus temas más conocidos como Ando rodando, Sudamérica y Mañanas campestres.
Luego, la Orquesta de Hurlingham tocó composiciones de Mozart y Astor Piazzolla y antes de finalizar su actuación, volvió a subir Santaolalla para acompañar a ka Orquesta Municipal con su charango en los temas Iguazú y De Ushuaia a La Quiaca.
Impulsado por la Secretaría de Cultura de la Nación, el evento incluyó una entrevista pública que emitió en directo Televisión Digital Argentina (TDA), participó de dos videoconferencias simultáneas con Palpalá y Comandante Luis Piedrabuena, en esa entrevista Santaolalla opinó que: “Se puede nacer con cierto talento, pero yo creo que el trabajo que uno realiza es el 80 o hasta 90 por ciento del resultado. Es sentarse y transpirar. En parte obviamente, hay una inclinación natural, pero yo creo que todas las personas tienen una parte creativa”, indicó el compositor durante la entrevista.
El músico también resaltó la importancia de la cultura como industria: “Es algo que le puede dar a los chicos una profesión, un trabajo y que también nos sirve para ayudar a gente más carenciada. La música y el arte en general es algo que te ofrece la posibilidad de acercarte a la vida y resolver la vida de un modo diferente”.
Este evento dio por concluido el ciclo de conciertos y de charlas brindadas durante la gira realizada por el creador de las bandas musicales de Babel, Diario de Motocicleta y Secretos en la Montaña, por las provincias de San Juan y Jujuy.
El objetivo de esta iniciativa es fomentar la inclusión cultural e impulsar la actividad musical de las nuevas generaciones.
Roberto Flores contó los entretelones de la presentación de su orquesta junto a Gustavo Santaolalla en Tecnópolis: “La experiencia fue muy buena. Se conectaron con nosotros desde la Secretaría de Cultura de Nación y nos plantearon de entrada que necesitaban armar un concierto con muy poco ensayo con Gustavo Santaolalla, lo cual fue un gran desafío. Finalmente el ensayo lo realizamos el sábado anterior a la presentación, y lo hicimos acá en el Centro Cultural en Villa Tesei, con la presencia de Santaolalla. Ese día él estuvo toda la tarde ensayando con los chicos, previamente yo había preparado las partes con los alumnos para que cuando sea el ensayo sea un ensayo efectivo. La verdad que fue una gran experiencia por que Santaolalla es un músico muy reconocido y un gran hacedor musical”.
“La primer parte del concierto la dirigí yo, una segunda parte la dirigió la profesora Andrea Merenzón (miembro de la Filarmónica del Teatro Colón) y por último la terminó dirigiendo Santaolalla cerrando la actuación con la Orquesta, que por supuesto lo habíamos practicado junto a él el día del ensayo. Fue una experiencia muy buena por que él es un músico referente en lo que es la música popular y esa mezcla de lo sinfónico y lo popular generó algo bellísimo. Podemos decir que fue una experiencia extraordinaria y los chicos la disfrutaron mucho. Y por supuesto el hecho de haber tenido la responsabilidad de cerrar el este ciclo en Tecnópolis fue una gran distinción y los chicos se sintieron muy reconocidos, estaban muy motivados.

Más actividad de la Orquesta de Hurlingham
Es mucha la actividad de la Orquesta Sinfónica Juvenil municipal, tanto dentro como fuera del distrito, Flores enumera “más de 260 conciertos, unos 15 conciertos por año más o menos y eso nos permite haber ido a tocas a diversos lugares de la provincia de Buenos Aires, a otras provincia del país, abrimos varias veces la Feria del Libro, hemos tocado varias veces en el teatro Colón, hemos tocado en el teatro San Martín, el teatro Alvear y varias veces en televisión, hemos hecho ciclos de radio en radio Nacional, en fin, en muchísimos lugares por suerte. Llegamos a montar en nuestro distrito una opera, hace dos años montamos una opera para todos los vecinos de Hurlingham, y fue la primera ves que se hacia en nuestro distrito, con escenografía y subtitulado, con lleno total”.
La última presentación fue el sábado 8 de septiembre se presentó la Orquesta Sinfónica en el auditorio del Centro Cultural Leopoldo Marechal, dentro del ciclo de conciertos para los vecinos que se hace periódicamente, y está preparando el gran concierto de cierre de año, en diciembre, pero además de esta agenda, Flores proyecta “que los chicos de la Orquesta Escuela provincial y los chicos que vienen de las escuelas y de la extensión cultural que hacemos acá, el día que tengan el nivel adecuado pasen a la Orquesta Juvenil, y si algún día se llegan a dedicar a la música armar desde la municipalidad, una orquesta superior y de esa manera se cerraría el circulo de lo que es un ciclo virtuoso de enseñanza”.
Los años al frente de la Orquesta, no le quitan entusiasmo a Flores. “Dirigir para mi es una pasión”, afirma y aclara: “Yo disfruto muchísimo lo que hago y es política de la Orquesta, desde siempre, ir preparando y dando la posibilidad a jóvenes directores que están tocando en la Orquesta, dando además posibilidad de que dirijan o toquen como solistas”.
Y concluye: “Uno siempre piensa que después de tantos años en algún momento nos vamos a retirar y yo creo que tiene que asegurarse uno que haya cuatro o cinco que estén preparados para reemplazarnos y tener una continuidad, y de hecho nosotros lo hacemos permanentemente. Muchos de nuestros conciertos son dirigidos y preparados por alumnos de la orquesta”.