Cómo pagar los impuestos en tiempo de coronavirus

Forman parte de la enorme economía informal argentina. No se manejan con tarjetas. No tienen home banking ni banca móvil. En tiempos normales, en los primeros días de cada mes, se los veía hacer colas para pagar sus facturas de impuestos y servicios en efectivo. Pero todo cambió al llegar la cuarentena obligatoria generalizada por el coronavirus. Ahora las facturas de abril empiezan a acumularse, los vencimientos se acercan y los no bancarizados se desesperan al no encontrar, cerca de su lugar de aislamiento, locales que les acepten billetes para pagar la luz, el gas, el agua, el cable, el ABL y otras boletas básicas.

En los últimos días, en las redes sociales de las empresas de servicios y de las redes de cobro, las protestas por el tema se multiplicaron. «Quiero pagar el teléfono y hace días que no puedo porque no tengo tarjetas, tengo efectivo. ¿Cómo hago?», consultó por ejemplo Silvia Etchegaray, vecina de Mar del Plata. «No todos tenemos tarjeta, ¿cómo voy a pagar el seguro y los servicios básicos de la casa?», protestó Juan Lamas. «Ya tengo servicios vencidos, ¿cómo hago para pagar en efectivo?», consultó Silvia Eirin, desde Villa Devoto.

«Yo no pude abonar la prepaga porque tenía efectivo y ahora sólo cobran con débito. Hoy me llegó la factura de abril con $ 2 mil de recargo, ¿quién me va a pagar eso?», se lamentó Yanil Gazzaneo, otro usuario. «Quiero pagar, pero no tengo dónde hacerlo en efectivo», fue la queja de Florencia Querin. «A mí me pasa lo mismo y el no corte de servicios no beneficia a todos», añadió Marian Salina, en el muro de Facebook de un red de locales de pago, que se llenó de estos reclamos. Ana María Colman, en tanto, rogó: «Hay miles que no poseemos tarjetas de débito, ¡por favor habiliten el efectivo!».

Lo que ocurrió es que, desde el 20 de marzo, los múltiples canales de pago en «cash» quedaron fuera de juego. Las empresas de servicios y los organismos públicos tienen cerradas sus oficinas de atención, con las cajas incluidas. Y en sus webs y líneas telefónicas, aunque ofrecen múltiples formas de abonar, todas operan por medios electrónicos y dependen del acceso a tarjetas de débito o de crédito.

«Lo que menos queremos es que se rompa la cadena de pagos, pero no podemos abrir las oficinas comerciales para recibir efectivo. Lo tenemos prohibido», comentaron a Clarín en una empresa de servicios públicos, pidiendo reserva. Los bancos, por su parte, recién podrán abrir desde este viernes, pero sólo para atender a jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales.

¿Qué pasó con las omnipresentes redes como Pago Fácil, Rapipago o CobroExpress, con sus miles de puntos de atención en todo el país? También dejaron de ser una opción para quienes sólo tienen billetes porque sus locales propios tienen la persiana baja y los comercios adheridos a esas redes, en caso de estar abiertos y en su gran mayoría, hoy sólo aceptan pagos con tarjeta de débito.

«Por el momento se puede abonar sólo con débito en nuestras sucursales o con tarjeta de crédito llamando al 0810-345-7274. En cuanto se habilite la opción en efectivo te estaremos avisando», les responden en Rapipago a los clientes que consultan sobre el tema. «La apertura del local va a depender del rubro del comercio que nos acompaña. Si es uno de los comercios o rubros permitidos (alimentos, farmacias, etc.) podes ir a abonar en débito», agregan.

Desde Pago Fácil, en tanto, informan: «En este momento estamos operando a través de agentes minoristas (aquellos que se encuentran habilitados para estar abiertos de acuerdo a su actividad), los cuales aceptan pagos exclusivamente con tarjeta de débito».

La empresa aclara a su vez que el pago de facturas está «habilitado» en cadenas como Correo Argentino, Carrefour Express, Cooperativa Obrera e Hiper Libertad, donde «se aceptan pagos en efectivo», aunque aclaran que «el servicio puede verse limitado por restricciones propias de cada red». Y, de hecho, quienes se acercaron a esos locales en los últimos días se encontraron muchas veces con el cobro de facturas «suspendido» o con que la atención estaba sumamente limitada, tanto en horarios como en personal.

Muchos, por último, se habían habituado a pagar impuestos y servicios electrónicamente con “billeteras virtuales” como MercadoPago y Ualá. Pero su uso también se volvió problemático en cuarentena para los no bancarizados porque este público dependía de Pago Fácil y Rapipago para poder cargar, entregando billetes, el saldo con el que luego abonaban las facturas.

En este marco, desde las principales empresas de servicios admiten que por ahora no hay solución para los pagos de estos clientes, más que “pedir prestado a alguien la tarjeta o el home banking” (hablan de promover la «solidaridad digital») o bien esperar al fin de la cuarentena, amparándose en el decreto que impidió los cortes de servicios esenciales para sectores postergados que adeuden hasta tres facturas.

Tampoco hay todavía respuestas concluyentes sobre si se aplicarán o no los recargos por pago fuera de término. «Todo se va analizando día a día -dicen en otra compañía-. Esperamos que después de Pascuas se vaya normalizando la situación».

Uno por uno, cómo se pueden pagar distintos servicios esenciales en Capital y el GBA

Siempre por medios electrónicos, las empresas y organismos públicos mantienen habilitadas diferentes alternativas para pagar las obligaciones de este mes.

GAS NATURAL

Los clientes de ​Metrogas pueden abonar con tarjetas de crédito y débito en la web de la empresa, ingresando a la «Oficina Virtual». También a través de los servicios online PagoMisCuentas y Pagar (ex Link Pagos), en MercadoPago, en redes como Rapipago y Pago Fácil (con débito) y en cajeros automáticos de las redes Link y Banelco. Telefónicamente, además, las tarjetas aceptadas son Visa, MasterCard, Cabal, Argencard y American Express. «Todos aquellos usuarios que no puedan efectuar el pago a través de los medios electrónicos que se han puesto a disposición o que se encuentren dentro de los que establece el DNU 331/20, no sufrirán cortes de servicios», remarcan.

En el caso de Naturgy, cuentan que acaban de cerrar un acuerdo con MercadoPago para que los usuarios puedan abonar desde allí sus facturas ingresando su número de cliente y obteniendo la primera vez un descuento del 15% (con tope de $ 150). Además, recuerdan, «pueden abonar con tarjetas de crédito o débito en su Oficina Virtual de www.naturgy.com.ar, por débito automático con tarjeta de crédito o CBU, por pagos electrónicos en Pagar, PagoMisCuentas, Visa SPV o MasterConsultas, o por teléfono al 0810-666-72467». «En el Conurbano, algunos mercaditos y almacenes de barrio que están abiertos y aún aceptan Pago Fácil y Rapipago», agregan.

ENERGÍA ELÉCTRICA

En Edesur, aunque aconsejan a sus usuarios recurrir a los canales virtuales, publicaron un mapa con 395 locales físicos habilitados para ir a pagar. Se trata, según indican, de «puntos presenciales de Rapipago y Pago Fácil ubicados en comercios de proximidad que prestan servicio durante la cuarentena», y que en «algunos» casos aceptan afectivo, aunque no se especifica en cuáles. Por otro lado, sin salir de casa, las opciones son pagar con tarjeta a través de edesur.com.ar o la app Edesur en tu celular, con débito automático, en Pagar o PagoMisCuentas, por home banking o en cajeros de Banelco y Red Link. Además, se puede abonar con MercadoPago, Ualá y la app Brubank.

En Edenor, en tanto, indican que los usuarios «pueden pagar a través de la web edenordigital.com, la oficina online de la compañía las 24 horas. Y también con un teléfono móvil bajando la App de Edenor». Las opciones disponibles incluyen el uso de tarjetas de crédito Visa, Mastercard y American Express. Además, se puede usar MercadoPago, Pagar, PagoMisCuentas o pedir el débito automático en la cuenta bancaria. «Los vencimientos siguen siendo los mismos», aclaran.

AGUA Y CLOACAS

Durante la cuarentena, en AySA ofrecen la posibilidad de pagar la factura por teléfono, con tarjetas de crédito, llamando al (011) 6333-2482 o al 0810-444-2972 (en este caso sólo para quienes viven en Escobar, José C. Paz, Malvinas Argentinas, San Miguel, Presidente Perón, Moreno, Merlo, Florencio Varela y Pilar). El pago también se puede hacer con plásticos de débito y de crédito en www.aysa.com.ar, ingresando a la «Oficina Virtual». O por cajeros automáticos y plataformas de home banking adheridas a Red Link y Banelco, además de MercadoPago.

TELECOMUNICACIONES

En Telecom informan que, para el servicio fijo, se puede abonar con tarjeta de crédito llamando al 112, al 0800-888-0112 o al *112 (desde un celular Personal) o a través de la sección «Clientes» en www.telecom.com.ar. Para el servicio móvil de Personal, el pago con tarjeta de crédito está disponible llamando al *111 o al 0800-444-0800 opción 2.3, en la App “Mi Personal” y en la sección «Clientes» de www.personal.com.ar. Para el servicio de Cablevisión o Fibertel, en tanto, la empresa informó que las facturas se pueden abonar con tarjeta de crédito llamando al 0810-122-2225 opción 2.1.

Además, para todos los servicios, los clientes pueden abonar a través de Pago Mis Cuentas, las plataformas de homebanking de cada banco, por la Web www.visa.com.ar o desde la App de MercadoPago, agregaron desde Telecom.

En Movistar, por su parte, comunicaron que, durante la cuarentena, sus servicios tanto fijos como móviles podrán pagarse desde la App Mi Movistar (con crédito, débito o Mercado Pago) y también llamando al *610 opción 2 (con crédito o débito Electrón) o al 112 opción 2 (sólo en fijos). Por Internet, añadieron, se puede abonar en PagoMisCuentas, Pagar, en Visa.com.ar y en la app de MercadoPago, entre otras alternativas.

ABL Y PATENTES

Desde el área de Rentas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confirmaron a Clarín que, para abonar el ABL y las patentes, las opciones habilitadas son el pago por débito automático, con tarjetas de crédito MasterCard y Maestro desde la web, con tarjetas de crédito Visa por teléfono o a través de las plataformas de home banking. «En los locales de Pago Fácil que están abiertos sólo admiten tarjetas de débito y de los de Rapipago no tenemos información», explicaron.

DEJA UNA RESPUESTA