Comamos inteligencia: juntemos todo lo que nos hace bien

“Y las golondrinas casi estandarizadas en esta época del caluroso solsticio, sobre las copas de los paraísos y laureles, planean… quizás rogando y esperando que la tormenta que va disminuyendo su apetito deje escapar unos simples haz de luz desde el cielo. El ya bebió su té negro con leche y 3 medidas de azúcar rubia; la taza ya lavada está. Por el balcón; su mirada. En su parte más profunda; recuerda intensamente un tiempo pasado que atesora en su caja de ideas y creatividad, infusionado con la edad, mucha cocina y la experiencia que lo caracteriza desea buenos sentimientos desde muy temprano para su tareas diarias, sin dejar de avizorar los esmaltes de la mañana pasada por agua.
El aroma del jazmín mojado los tranquiliza, desbloquea su mente cansada de inflexiones cotidianas y apoyado sobre la pared sigue admirando la naturaleza que lo rodea, deconstruyendo el significado de materias primas, intentando comprender el camino más apropiado de rendirle honor a los productos nobles; el cocinero de las ideas concentrado medita y gesticula su planificación más esperada con una desmesurada sonrisa y sus ojos bien apretados; las manos al cielo apuntan. ¿Cerca de cumplir su sueño está?, no lo sabemos aún pero si les puedo contar que el brillo en su ojo izquierdo es oportuno, sabe lo que desea y eso lo hace único…ese cocinero que acomodado y paciente imagina un mundo nuevo desde su balcón, se le dará la oportunidad”.

Mis amados lectores, todos tenemos la oportunidad de realizar nuestros más profundos deseos cuando realmente estamos preparados, no solo para afrontarlos apropiadamente y no perder la breva de cumplirlo sino, como regalía por conseguirlo, estar preparados en todos los aspectos para disfrutarlo correctamente.
Seamos como ese cocinero del que hablamos: optimistas, creativo, pensador, ordenado en sus deseos reales, creador de sueños respaldados por la materialización primero en su pasión y luego en el plano físico, seamos dadores de buenas energías y anhelos a todo aquello que nos rodea y los más importante, cocinemos rico e inteligente. Eso nos ayudara a tener la mente, el cuerpo y los deseos alineados para llegar a la ineludible victoria en todo lo que emprendamos.
Por eso creemos también, que una alimentación estimulante y concisa a la hora de comer, cargada con diferentes facultativos que harán que nuestras mentes ideen los sueños más bellos y los deseos más fervientes . Conozcamos 8 materias primas o productos que cambiarán nuestra forma de crear sueños:
Semillas de calabaza
Un puñado de estas semillas al día te abastecerá de todo el zinc que tu cuerpo necesita favoreciendo así diversas habilidades mentales como la memoria y la agilidad.
Brócoli
Esta legumbre te ayudará a optimizar múltiples aptitudes mentales y estimulará la rapidez de procesamiento de información en tu cerebro.
Nueces
Las nueces, además de ser un alimento disfrutable y que se puede combinar con decenas de platillos, te dotará de una buena cantidad de vitamina E, un ingrediente esencial para el desarrollo de la memoria.
Cacao
No nos referimos al chocolate industrial que seguramente disfrutas tanto sino a la semilla original con la que se produce el chocolate. Lo ideal es encontrar polvo concentrado, 100% de cacao orgánico, y mezclarlo con otros elementos. Este ingrediente ha sido considerado cuasimilagroso para optimizar múltiples funciones cerebrales: estimula el aprendizaje, regula las emociones, y sirve como antioxidante, entre muchas otras propiedades.
Moras
Ingerir un par de decenas de moras al día sería un gran obsequio que tu cerebro sabría agradecer. Su alto nivel de antioxidantes y de Omega-3, sumado a las proteínas que ofrece a nuestro cuerpo, las coloca como un alimento indispensable en nuestra dieta cerebral.
Té Verde
En este caso nos referimos idealmente a un té verde de máxima calidad, como el matcha o un refinado sencha japonés. Los aminoácidos que tiene esta planta, como el L-theanina, hacen de esta bebida una digna acompañante de la lucidez y la meditación. Además, tiene altos niveles de EGCG (Epigallocatechina Gallate) la cual limpia tu sangre, rejuvenece tu cuerpo, y combate la probabilidad de contraer cáncer.
Salmón (salvaje)
Enfatizamos en el adjetivo salvaje pues obviamente no nos referimos al salmón de cautiverio rellenado con hormonas y alimentado con transgénicos. El salmón natural, además de contener uno de los más bajos niveles de mercurio entre los alimentos del mar, es una rica fuente proteínica y de Omega-3. Una Buena dosis de este alimento regularmente favorecerá tu funcionamiento sináptico, tus arterias, y reducirá el riesgo de contraer enfermedades mentales como el Alzheimer.
Curry
Este popular condimento en la comida India y del norte de África tiene como principal ingrediente la cúrcuma, un ingrediente repleto de antioxidantes que ayudarán a tu cerebro a mantener sus funciones cognitivas y no desgastarse ante el paso de la edad.

Sabiendo de estos productos tan nobles y sus cualidades recreemos en conjunto una de las recetas más intuitivas que tuve en la vida, porque como muchos otros, pensamos que la comida y el conocimiento son las herramientas para cambiar un poco las cosas…Vamos a nutrir nuestras mentes:
El almuerzo del día de hoy lo vamos a llamar “juntemos todo lo que nos hace bien” así que a poner manos a la obra con todos los ingredientes que anteriormente mencionamos y lo vamos a hacer bien sencillo:
Comenzaremos colocando en una sartén caliente 4 pieza de salmón rosado, en el caso que no lo consigan podemos aportar cualidades positivas con algún otro pescado graso, como la trucha, dorado, zurubí, pacú fresco siempre que pese la porción entre 280 y 350 gramos cada una, cocinaremos 7 minutos de cada lado con poca materia grasa. Por otro lado herviremos 2 flores grandes de brócoli en abundante agua caliente con sal, es muy importante desflorar el producto y retirar parte del tronco, el brócoli se cocina alrededor de 4 minutos no más y reducido en temperatura en un baño de maría invertido (agua con hielo), para poder conservar todos sus nutriente. En otra sartén rehogaremos cebolla y ajo en manteca, colocaremos las semillas de zapallo que cocinaremos junto a los vegetales, colocaremos una taza de vino blanco y dejaremos reducir. Una vez esto, agregaremos medio pote de crema fresca y 2 cucharadas soperas de curry Masala en lo preferentemente de buen origen y dejaremos cocinar hasta reducir la crema, podemos colocarle la ralladura de un limón maduro para resaltar sabores. Colocaremos en un plato el salmón junto a los brócolis cocidos natural y bañaremos con la salsa sazonada a gusto.
Para el postre vamos a batir chantilly la mitad del pote de crema restante, colocaremos en un recipiente las moras frescas, nueces rotas, pedacitos de algún chocolate muy amargo por lo menos al 70%, una cucharada de azúcar rubia, menta cortada bien pequeña y dejan reposar en heladera por 15 minutos, luego presentan en una copa o compotera la cremas y bañan con la mezcla de frutos.
Y para terminar un rico té verde digestivo con una rodaja de jengibre fresco…

Alimentemos nuestras ideas, apasionemos por una vez más, seamos conscientes de nuestros anhelos, compartamos nuestra luz con los demás.
Gracias y siempre son bienvenidos a mi cocina.

DEJA UNA RESPUESTA